Santiago de Chile

Casablanca - San Antonio

En el Valle de Casablanca la primera visita es a la viña Veramonte “Alto de Casa Blanca”, tiene los viñedos contiguos más extensos de Chile, con más de 350 hectáreas. También está Viñamar, creada para desarrollar una línea de vinos excepcionales, orientado al mercado más exigente. Viña Indómita, ofrece un recorrido por la viña en el cual un sommelier explica el proceso vinífero de principio a fin, para finalizar con una degustación. También destaca la Viña Matetic, con tours guiados, estos se pueden hacer a caballo, caminando o en bicicleta, en los cuales se aprecia el ecosistema único y de singular belleza que presenta esta viña.

“Veramonte” tiene uno de los viñedos contiguos más extensos de Chile, con una superficie de más de 450 hectáreas en la mejor zona viñatera del valle de Casablanca. El viñedo esta rodeado por más de 4.500 hectáreas de bosque nativo, además de poseer una tranque a su interior con más de 24 especies de pájaros.

En 1990, Agustin Huneeus eligió este emplazamiento para Veramonte, consciente de que los micro climas y suelos de este bello valle eran similares a aquellos que se encuentran en las conocidas regiones viñateras del Valle de Napa y Carneros de California.

Hoy en día, Veramonte utiliza los últimos avances en la tecnología de la viticultura para producir uva de la más alta calidad posible. Maneja cuidadosamente su producción mediante prácticas orgánicas y manejo sustentable, como reducción de cultivos, riego controlado y experimentos con diferentes tipos de poda para maximizar la madurez de las uvas. Limita su producción por hectárea a modo de cultivar uvas de alta calidad y de intenso sabor, definición y concentración.

Veramonte se comenzó a comercializar en Chile en 1996, y desde esa fecha ha recibido los elogios de la crítica internacional por sus Chardonnay, Merlot, Cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc y Primus, una mezcla de tintos de sabor intenso que lo ha convertido actualmente el ensamblaje chileno preferido por los consumidores norteamericanos.

Cuando la familia Huneeus hizo su incursión pionera en el valle chileno de Casablanca en 1990, existían en la zona sólo 49 hectáreas de viñedos plantados. Hoy en día, existen más de 4.500 hectáreas plantadas en el valle y Viña Veramonte ha logrado fama internacional gracias a la calidad de sus vinos.